En la provincia de Huesca

El ministro de Fomento visita las obras de la autovía A-23 en el puerto de Monrepós

  • Los tres tramos en ejecución, “Congosto-Arguis”, “Alto de Monrepós-Caldearenas” y “Caldearenas-Lanave”, supondrán una inversión total estimada de 292 millones de euros para construir 19 km de nueva autovía
  • Para reponer la carretera N-330 en la zona del deslizamiento ocurrido el pasado 13 de abril (futura calzada de la autovía A-23 en este tramo), se va a construir una estructura de 70 metros de longitud y dos vanos
  • Paralelamente, se están realizando trabajos de refuerzo de algunos taludes para proteger la carretera y un estudio general de estabilidad de taludes de la cara Norte del Puerto de Monrepós

21.05.18El ministro de Fomento ha visitado hoy las obras de la autovía A-23 en el puerto de Monrepós, en la provincia de Huesca, y se ha desplazado hasta la zona de la carretera N-330 donde el pasado día 13 de abril tuvo lugar un deslizamiento de tierras, para comprobar los trabajos que se están realizando para resolver la problemática y proteger la carretera, así como la solución que está previsto acometer para reponer la que será la futura calzada de la autovía A-23 en este tramo.

La autovía A-23, junto con las autovías A-21 Pamplona – Jaca y A-22 Huesca -Lleida, constituirá una alternativa al valle del Ebro para comunicar la cornisa Cantábrica con Cataluña.

Los tres tramos en ejecución, “Congosto-Arguis”, “Alto de Monrepós- Caldearenas” y “Caldearenas-Lanave”, supondrán una inversión total estimada de 292 millones de euros para construir 19 km de nueva autovía.

Características Técnicas de los tramos de la A-23 en ejecución

  • Congosto-Arguis

    Este tramo, de 3,3 km, tiene su origen entre las poblaciones de Nueno y Arguis, cercano al Cerro de Malvachizo, y su final antes de los túneles existentes de Monrepós. Se trata de un tramo enmarcado en un entorno montañoso de gran complejidad geológica y geotécnica. A estas dificultades se añade la imprescindible compatibilidad de los trabajos con el mantenimiento del todo el tráfico existente en la N-330.

    El tramo incluye un túnel (túnel de Arguis) de 900 m de longitud. Se han excavado, sostenido y revestido tanto el túnel como sus tres galerías de evacuación. A fecha presente se encuentran en ejecución los trabajos del falso túnel norte y el sostenimiento del talud del emboquille sur. También se han iniciado los trabajos de instalaciones con la ejecución de las canalizaciones y del sistema de protección contra incendios.

    La inversión total estimada en este tramo asciende a 64,84 millones de euros.

  • Alto de Monrepós-Caldearenas

    El tramo Alto de Monrepós-Caldearenas, construye 4,1 km de la calzada de la A-23 con sentido hacia Jaca.

    Uno de los elementos más significativos del trazado es el túnel de Monrepós 7 (2.932 m). Los trabajos de ingeniería civil del túnel, de la galería de evacuación, de las galerías de conexión entre ambos, así como los locales técnicos ubicados a lo largo de la galería de evacuación están concluidos, estando realizándose en la actualidad los trabajos de puesta en obra del conjunto de instalaciones y equipamientos necesarios para una correcta explotación del mismo, con las últimas innovaciones existentes en el mercado en consonancia que las tendencias y logros actuales.

    Asimismo, se están llevando a cabo los trabajos necesarios para la integración de la plataforma que gestionará la explotación de los equipos que garantizarán la seguridad de los usuarios, en el Centro de Control de Arguis, centro neurálgico de los túneles de la Red General de Carreteras del Estado de la provincia de Huesca.

    La inversión total estimada en este tramo asciende a 122,84 millones de euros.

  • Caldearenas-Lanave

    El tramo Caldearenas-Lanave recorre la cara Norte del puerto de Monrepós, desde su cumbre (cota 1.280 m) hasta el río Guarga (cota 715 m). En parte del trazado las calzadas serán paralelas, estando separadas por una mediana de entre 2,0 m y 6,0 m de anchura, mientras que en otras el trazado de ambas calzadas (antigua N-330 y calzada de nueva construcción) es independiente y las calzadas se separan. Para ello es necesario construir 4,4 km de calzadas dobles, 10,0 km de calzada única, y mejorar las características de la actual N-330 para convertirse parcialmente en una de las calzadas de la autovía.

    Se han finalizado los viaductos del río Guarga y del barranco de Atos, y están a punto de finalizar las obras del viaducto de Fontanal. El presupuesto de los tres viaductos se eleva a 22 millones de euros. Asimismo, ha finalizado el revestimiento interior del túnel Monrepós 8 (395 metros de longitud) y la ejecución de los falsos túneles exteriores. En breve se comenzará con las instalaciones del túnel.

    La inversión total estimada en este tramo asciende a 104,53 millones de euros.

Deslizamiento N-330

Como consecuencia de las intensas lluvias y nevadas de los meses de marzo y abril de 2018, a lo largo de la noche del 12 al 13 de abril de 2018 se produjo un deslizamiento de tierras que afectó a la carretera N-330 en su punto kilométrico 602+500, muy cerca de la coronación del puerto de Monrepós (Huesca) (tramo inicial de Caldearenas – Lanave). Desde el viernes 20 de abril, está operativo un desvío provisional al tráfico paralelo al trazado actual de la carretera, en la parte alta de la ladera, de unos 300 m de longitud y 10 m de anchura.

Desde el primer momento se trabajó en la toma de datos y estudios necesarios para la definición de los diferentes parámetros del terreno que permitieran definir una solución para resolver el problema acontecido.

En estos momentos, ha finalizado la ejecución de una pantalla de micropilotes de 30 cm de diámetro y de hasta 15 m de profundidad para la protección del desvío respecto al deslizamiento producido. La longitud total de micropilotes ha superado los 1.000 m.

Para reponer la calzada de la autovía se va a construir una estructura de 70 metros de longitud de dos vanos, estando constituido el tablero por vigas cajón prefabricas de 35 m de luz y estando los estribos y pilas cimentados con micropilotes. Además, a ambos lados de la estructura y por ambas márgenes se construirán también pantallas de micropilotes para contener la zona deslizada.

Así mismo, se ha comenzado a colocar mallas de guiado y bulonados puntuales en algunos taludes del puerto y se va a actuar especialmente en los taludes próximos al enlace de Caldearenas (calzada única sentido Jaca) para proteger tanto la calzada de la autovía como la propia estructura del enlace.

Paralelamente a ello se está realizando un estudio general de estabilidad de taludes de la cara Norte del Puerto de Monrepós.

La inversión realizada para la ejecución del desvío provisional asciende a 1,2 millones de euros y el presupuesto previsto para la estructura de reposición de la calzada a 4,5 millones de euros.

Menú general